11 mar. 2009

I got mixed-up confusion (it's a-killin' me)

Creo que no le he pedido a nadie nunca lo que es mío, igual que nunca te he mentido aunque haya pensado, alguna vez haya necesitado más de un minuto contigo, aunque sólo sea de atención a una vencida, a una derrotada... por el tiempo, por los lugares transitados...

No, no es verdad. No soy de verdad. No hay una certeza de que yo exista. Sea. Esté. Siquiera en París. Ojalá hubiera nacido. Pero, como suele decirse, a mí me hicieron. De cero, a partir de las cosas que encontraron por casa. Vivimos a merced de los silencios. Sabemos mucho unos de otros. No sabemos nada unos de otros. Hacemos por no encontrarnos. Nos buscamos. Lo mejor, en ocasiones, es perderse, al fin, de vista.

Negación: no, nadie sabe nada, siquiera del pasado de uno. Menos del presente. Y aún cuando te hagas algunas preguntas distraidas acerca de lo vivido, de los retazos, sabes que te lo puedes inventar todo: una vida nueva. Nadie hará comprobaciones. Puedes, según vas contando esa vida imaginaria, sentir las bocanadas de aire fresco cruzar esos lugares áridos que antes asfixiaron las horas, esos años abolidos. Todos esos años abolidos. El tiempo.... el tiempo es una referencia, como lo es el espacio. La orilla izquierda lo es respecto de la dirección en que fluye la corriente del río. Más que una mera situación geográfica Rive gauche designa un modo de vida, una configuración del gusto, una idea. Y un tiempo. Una época. La misma corriente que me detengo a mirar desde los muelles cada tarde, agua con la densidad y el color del plomo al anochecer. Vagar nocturno. Luego cruzo sobre otro agua, como si cruzar el río me amparase de algún peligro inminente. Pero... ¿cuál es la referencia general? ¿Cuál para el norte y el sur de un océano, de una estrella, de una constelación, del universo? ¿Respecto de qué? Nortes sureados u orientados respecto al oriente, ¿Por qué no un mapa cuyos norte y sur fueran el este y el oeste? ¿Y la del tiempo? ¿Cuál su referencia?

Somos presente. Pertenecemos al presente. Ni al pasado ni al futuro. No a lo que fue ni a lo que será. Pertenecemos al presente y ese presente, el hoy, es la zozobra: lo circunstancial, lo que es o no es: lo eventual. Inquietud. El tiempo es inquietud. El futuro es objeto de deseo. Es la acción. El tiempo es también espacio. Es el espacio de hacer, de actuar, sobre todo de desear. Lo que queremos que pase. Lo que será. Anhelo. Los cambios hoy transformarán el futuro. Aceleramos hoy y transformamos el futuro. Aceleramos las posibilidades de cambiar nuestras vidas, de lo que podemos esperar. No podemos deshojar el tiempo, dejarnos despojar de nuestro tiempo, del tiempo futuro. Debemos darle la forma. El tiempo es precioso. El tiempo antes que nada. El vértigo del tiempo, de nuestro tiempo coincidiendo en el preciso instante del tiempo de la historia, ése donde tal vez todo sucede con demasiada rapidez. Simplemente, todo sucede.

En realidad no nos envejece el paso de los años, sino nuestra relación con el tiempo. Cuando el presente se desvanece o se detiene, cuando se trastorna la temporalidad, cuando entramos en un futuro que no nos pertenece porque no coincide nuestro tiempo con el tiempo de la sociedad que nos ampara, que sucede, cuando no aceleramos nuestro presente para ser parte de los cambios, de la historia, de la nuestra, cuando la aceleración se frena, cuando las cosas dejan de parecernos cómicas a la mirada del niño que fuimos, somos, deberiamos ser...

Gracias a dios todo pasa deprisa, / la pena incluso; también el amor. / ¿Dónde están las lágrimas de anoche? / ¿Dónde la nieve del año pasado? (B. Brecht)

21 comentarios:

marcela dijo...

Las lágrimas a veces no pasan, siguen y se convierten en tiempo, puedo asegurar y aseguro que yo lloré todo un rio. Y ahora, he acabado sin lágrimas, me pongo artificiales. Estoy seca y no es una licencia poética. Es la verdad pura y dura tengo el síndrome de sërgen. El tiempo se escapa, pero a veces es eterno.
!Qué gusto leerte!
Las dos cosas que considero lujo son el tiempo y el espacio,ahora tengo todo el tiempo para mi, desde que no puedo trabajar, sólo trabajo en bobadas mias, recorto y pego.Juego y me jubilo de júbilo.

HYDRO dijo...

Tiempo...¿quien lo tiene?se nos escapa,no hay quien lo coja.Yo no lo llamo envejer,experiencia diría más.

meim dijo...

¿Que tiempo?
¿Donde?
¿Como?
Si hasta el tiempo se robaron
quienes debieron darNos ejemplo

nacer y morir, yá no
es siempre lo mismo

Somos entes despojados
de nuestro propio rithmo

...suspense absoluto, vertigooooo
Hola BL,
es siempre un big placer redescubrirte
m.

Alberto M dijo...

Amor imposible mío,
te veo muy beckettiana.
(me pregunto si será grave)

Otro beso de esos con sangre.

Anónimo dijo...

Se está usted decantando hacia un lirismo dramático peligroso. Sujétese, por favor.
No quisiera perder sus palabras.
Enhorabuena.
Saludos,
MT

Javier Illán dijo...

La certeza ouede ser simplemente el pensar de tu existencia



Un saludo, PAZ

Menda dijo...

En primer lugar, muchas gracias por la visita a mi blog.
En segundo lugar, permíteme decirte que escribes de maravilla, aunque en este post te hagas demasiadas preguntas.Me gustaría soltar alguna luz sobre ellas, pero desgraciadamente , coincido en muchas de esas cuestiones sin respuesta.

trilceunlugar dijo...

Ay Bellaluna que bien escribes...

Bellaluna dijo...

Las lágrimas son las de Brecht... no se si desemboca en ellas mi reflexión. Me parece que a veces vivo un tiempo que no es el mío, Marcela. Y el lugar me cuesta, pero por tópico. Estoy lejos de mí misma.

Hydro: ya lo digo, no es tanto envejecer como nuestra relación con el tiempo, sobre todo con el presente. ¿Es el nuestro?

Bellaluna dijo...

Meim: el placer en mutuo, mío en este caso. El tiempo... debemos atraparlo, hacerlo nuestro, acelerarlo!

Alberto: mientras estés ahí, al alcance de una mano -aunque enmedio 1.200 km de plomo y erial- nada es grave. Quererme: eso sería gravedad por imposibilidad de soportarme como soy ;). TBeso!!

Bellaluna dijo...

MT: no es lirismo, es un dolor que trato de sacar por culpa de sentirme estos días un poco ajena a mí misma y por contemplar la inacción de la sociedad en el tiempo de crisis. Como si estuvieran no por leer, sino por escribir todos los libros aún.

Tranquil@, es pasajero esto (que no es un mal). La lírica a dosis razonables ¿es tán mala?

Bellaluna dijo...

Javier Illán: somos, que no es poco. Lo demás nos adorna de adjetivos, como los tatuajes y los piercings. Cuidado con las zonas sensibles, nada más.

Gracia, Menda: no paro de hacerme nunca preguntas. Y me tengo por experta de las 'sin respuesta'. Si me ayudas, yo te ayudo

Ay, Trilce, cómo te quiero querer! Te acerco besos...

Anónimo dijo...

Dime si los retazos de los que estás hecha son los del desguace de la razón, el final de la ideas y chatarra de la ideología que hubo. Si sientes nostalgia de lo que pudo ser, o de lo que será. Si necesitas no que el tiempo pase rápido, sino que vuelva el tiempo de la 'primavera de los pueblos'. Ocupas, ¿no?, bien tu tiempo y lugar. No te preocupes.

AMC

Theo dijo...

Es curioso cómo nos obsesiona el tiempo cuando aún tenemos casi todo por delante. Estoy de acuerdo contigo, no nos envejecen los años; nos envejece lo que los años arrastran en su corriente.

Besos!

Alberto M dijo...

Caray, Bella.
Me había llevado un susto viéndote de Triki!!
Ahora estás, de nuevo, cien mil veces más hermosa.
1200 kms de plomo y erial son un click. En eso hemos cambiado. Es una de las cosas en las que pueden resumirse las demás.
Y es interesante, a mí me lo son, los motivos que conducen a eso, a nuestra vida y cómo la hacemos.
Y tú eres muy buena contando eso (esto).

marcela dijo...

Bellaluna, cuando se es tan jóven uno cree que envejece, a partir de un momento ya se para y una sólo puede tener cuidado para ser más niña, con cara de mayor, sin lifting, porque llega un momento que puedes pemitirte casi todo.
Yo también estoy contigo es un tiempo en lo que casi nada está escrito, y lo que está no lo han leído.
Besos atlánticos. Sé lírica tú que puedes.

Anónimo dijo...

Querida,
nada que usted acometa puede ser malo.
Sin embargo la exaltacion de la intimidad, del dolor o de cualquier sentimiento extremo puede llevarnos al cultivo de la vida interior, una hacer más propio del hedonismo.
El dolor es mucho, sin duda.
La sociedad lo ignora.
Saludos,
MT

Bellaluna dijo...

MT: un dolor, sí, que ni leyendo. Tomo libros como aspirinas. Extrañas criaturas los libros, que apenas son placebo hoy.

El dolor también tiene relación con el espacio/tiempo. En cuanto al hedonismo, si nos atenemos a la definición del diccinario (español) en lo del placer como fin supremo de la vida -huyendo del dolor-, me quedo con él. Hedonismo del ser, claro, no del tener.

Bellaluna dijo...

Marcela: las personas envejecen desde que descubren que lo son. En cada etapa le damos una importancia relativa. Y en la medida en que falta o pasa rápido debe ser en la que se nota el paso del tiempo. Pero la edad se que está dentro de la cabeza, no en el rostro o las articulaciones.

Theo: el tiempo y su material de arrastre; como las piedras que arrastran los glaciares, nos da forma la vida... rolling stones.

Alberto: no se la trasmutación, me miro en el espejo y soy o no soy la de siempre, pero ya me voy sintiendo responsable de lo que veo en él.

AMC: los retazos, las piezas... siempre se heredan de arriba, y la vida es luchar o aceptar esa herencia. Elegir es ir a favor o en contra de la corriente. Nuestro escenario y los extras... me gustan regular. Los personajes principales del drama están como para que se haga cargo Robespierre...

Infinitos Polos dijo...

Cuántas cosas grandes en secuencia. Todo trasciende, todo absolutamente. Es genial.
Cada afirmación espacio-temporal aquí escrita es algo a lo que sujetarse para vivir, día a día. Creo que hoy me quedaré con "El futuro es objeto de deseo.", y con la satisfacción de que tu situación geográfico temporal reciente sea como la descrita en la entrada en la que comentaste. Me llena de alegría pensar que lo que está en esa entrada sirva para alguien. Te agradezco muchísimo que te hayas parado a leerme, y creo que tus afirmaciones a partir de hoy me servirán como sustento.
Un beso!

Bellaluna dijo...

Infinitos Polos: el futuro es objeto de deseo, sí: por eso, resucitemos hoy cualquier pasión muerta. Porque mañana seremos en buena medida lo que hoy hacemos.

Un beso muy lleno!