27 oct. 2009

Too much of nothing can make a man feel ill at ease...

La primera vez que se me alinearon los planetas, mamá me encontró con mi primera novia. Drama: crecerás y verás que lo que parece que cuelga en realidad eleva y no deberás echarlo de menos. No pierdas el tiempo: sepas que te equivocas. Yo tenía quince años. Sucedió justo detrás de lo de mi prima Hèlena. Y antes de lo de Iselda.

La segunda, quizá porque no fue un alineamiento de dos -estaba sola-, apareció otra vez mi madre: en ausencia de pareja trataba de olvidar las audiencias dándome placer yo solita en el sofá pensando que ella llegaría muuucho más tarde.

La tercera, cuarta y quinta las entendí como salidas por la tangente por no escucharme a mí misma: me echaron de la uni, me equivoqué pensando que podría querer a un hombre -una cosa es el sexo y otra el amor, Luna- y, finalmente, confié en mi padre (menos mal que no fue él el del segundo alineamiento: a la culpa hubiera añadido la vergüenza o a saber qué). Ya desconfiaba antes. Esto es lo malo de convertir a una persona en tu punto cardinal más importante. La historia de mi padre es como la historia de los partidos comunistas europeos (ya explicaré esto). Una traición tras otra, un desencuentro tras otro. Prometido el cielo, todo resulta un suspiro.Estoy aún en lo de matar al padre. De momento solo lo he conseguido con el pianista.

Hace apenas dos años (recién llegada a París) y la Vía láctea entera apuntándome cuando el tipo de uniforme decidió que la única motocicleta y el único bolso a registrar aquella madrugada de Belleville eran los que tenían aquellas insignificantes bolsitas de maría. O sea: mi moto y mi bolso. Aquella madre que me sorprendió, que me reprochó y que me afeó, pagó una multa por una falta que se volvería a repetir de repetirse el registro.

Los últimos fenómenos astrológicos de mi vida (definitivamente todos los planetas visibles se alinearon con el sol) fueron pensar que no estaba detrás de mí mi jefe cuando dije que este puto trabajo no sólo está mal pagado sino que, y sobre todo, está dirigido por un incapáz...'; cuando sucedió lo de M. Fèvre y, últimamente, cada intento de reconstituir, dar forma, llevar a buen puerto, rehacer mi vida sentimental y/o sexual. ¿Cómo es posible errar tánto en el querer y/o el follar?

He dejado de creer en la astrología y los planetas para creer sólo en la meteorología: borrascas y nubes negras que pasan rápido, descargan algo de lluvia, y a esperar el anticiclón... No cabe otra. Y sonreir. No son los mejores tiempos para encontrar trabajo. Ni para pagar psicoanalistas freudianos (los prefiero a los conductistas, claro). Lo que no termino de tener claro del todo es lo del último punto. Ayer conocí a alguien cuyo nombre se repite en mi historial, y que me susurró a un oido vadeando un mar de alcohol: Eres como las medicinas: necesito tomarte cada ocho horas, de mes en mes, por cuatrimestres... Qué se yo. Y no puedo seguir teniéndote nostalgia; ni quiero ser para tí sólo un beso en un pequeño hueco de entre tantos y tantos ratos. Le he robado a uno de esos muchachos esta muchacha. Ya hicimos el amor. Sigue el presente. No hace falta huir sin dejar huellas. Todo es exactamente como parece ser.

45 comentarios:

Tesa dijo...

Pues aunque no creamos en astrología, parece que hay, por tu último párrafo, de nuevo conjunción de planetas. Y mucho sol, demasiado, para tener casi encima Noviembre.
Pero quien sabe, si los astros y las estaciones están tan locos como nosotros.
Besos, Luna bella.

marcela dijo...

Y sí parece que pese a las borrascas acabas de encontrar un día soleado. Creo que te lo montas bastante bien,así que aún cuando te pillen, tú juegas a eso.
Por otro lado, escribes tan bien, que quizás si te quedas sintrabajo,los que te leemos podemos aportar algo...
luna,lunera cascabelera, díle a mi mocita, por dios que me quiera...(canta Mina) ¿conoces la canción?

Pi dijo...

hace poco caí en cuenta que, un día, los astros me cobraron un esguince de pie (que maldije hasta el cansancio) por una preciosa amistad.... y lo capto 2, o 3 años más tarde (...)


en Villa de Leyva, cerca a mi ciudad, hay lo que "nosotros" llamaríamos "unas piedras desperdigadas"... con el tiempo se dieron cuenta que marcaban la hora, el clima, la fecha y no sé cuanta maravilla más... los "ciéntificos" no atinan explicar cómo lo lograron... justifican su carencia de conocimiento en, "ellos observaron por miles de años, nosotros observamos uno, si acaso".

tal vez, un día, se conjuguen los astros, y te encuentre en nuestra ciudad perdida.. y, no más borrascas o, sólo borrascas de esas que pasas en cama, bajo las cobijas, debidamente acompañando... y follando.


Besos Luna, quiero verte queriendo.

Me llaman octubre... dijo...

"Esto es lo malo de convertir a una persona en tu punto cardinal más importante."

Esa frase es mía! :)))

http://octubremellaman.blogspot.com/2009/05/condicional.html#comments

:p

por cierto, me encantó tu comentario en mi blog. Yo nunca he creído en la astrología. He creído en mí (a veces) y en los que me rodean.

Bellaluna dijo...

Tesa: los astros se me hacen lejanos; la razón me abre los ojos; pero la lluvia (aquí no hay tanto sol) me ablanda los sentimientos. Ella cruza delante, vuelve la vista, sonríe, se detiene la lluvia. Me desarma... Tesa. Y me besa.

Bellaluna dijo...

Marcela, los ecos de esa canción en boca de mamá... y las borrascas: el sol justo después de la lluvia. Lo más gradable del mundo.

No es el mejor momento para quedarme sin trabajo... per algo sabré hacer para salir adelante.

Adorable, Marcela. Eres adorable. Un beso!

Bellaluna dijo...

Pi... si los astros me llevan o te traen, no dejaré de creer en nada nunca jamás. Borrascas y cobijas, los pies fríos debajo de tus muslos. Ya lo veo.

Pibeso!

Bellaluna dijo...

La tomo prestada (¿me dejas?)porque materializa un pensamiento muchas veces no he sabido expresar.

Sabes deletrar muy bien las sensaciones, Octubre, eres mala, mala... :P y lees con mucha atención.

Un beso

Pintamonadas dijo...

no soy creyente, la verdad es que si alguna vez se alinearon mis planetas fue para hacer que todas ls casualidades se juntaran en una sola y me desbordaran. Como bien he dicho, son mejores las complicaciones, lo facil acaba por aburrirte, y esas pequñas constelaciones que te dan momentos un tanto embarazosos al fin y al cabo son historias para contar con un par de cañas de por medio

:)
besin!

Me llaman octubre... dijo...

Sí, leo con atención y me ha encantado leer mi frase en un texto tuyo :) así que gracias por hacerme un poco "partícipe" de tu experiencia ;)

mala yo? anda tonta, que no es para tanto :p jjajajaa

Menda. dijo...

Madre mía....por lo visto eres especialista en 'meter la pata' y que te pillen, jajajaja. En fin, que te quiten lo bailado, no?

Estos astros son un coñazo, siempre empeñados en dirigirnos la vida.....

Bellaluna dijo...

Creer, creo en la suerte y en la alegría. Las constelaciones y los planetas van a su bola: de eso sabía Galilei, yo no. Desconfío hasta de mí... no es para menos.

Un beso, Pintamonadas, y otra ronda...

Bellaluna dijo...

Octubre, cariño, mala como el veneno. Te contestaré enseguida, pero si no es de natural que sea por placer o simple curiosidad. Todo tiene otra perspectiva. Ya me gustaría a mí estar ahí.

Y leeme, que yo te leo todo el tiempo.

Besete ;)

Bellaluna dijo...

Ya digo, Menda, los astros una mierda, pero se ve que me atrae su gravedad. En meter la pata soy una reina. Y como vergüenza tengo poca -tanta como pudor-, así va la feria.

Gracias por seguir viniendo,

Luna

campesina dijo...

Bellaluna, vine rapidito a verte, tendré tiempo dentro de un par de días para detenerme y saludarte como se debe...agradezco tu visita y las sincronicidades,

cariños y abrazo fraterno

Cofradia de la luna dijo...

El único astro con el cual se cuenta en el momento justo donde los demás te dan la espalda...es la luna...rendida en un sofá, volcando la vida sobre la mujer de otro, el lado oscuro de la luna se asemeja a la inconciente lucha de volver...es que somos una bipolaridad con brazos, lengua y sexo…lejos, lejos, de nosotros…
Me gusto su blog. Un abrazo Romonte.

Anónimo dijo...

No se pierda, usted, querida, en el placer de la autocomplacencia. Trasciéndase para escribir. No se escuche.
Y a los planetas, mientras no se nos caigan sobre la cabeza, que les vayan dando.

Salud,
MT

Pedro R. dijo...

A mí me gusta escapar dejando huellas en todas partes: no me quita el sueño. Pasé por aquí, dije, hice, tomé, dejé, sin temor a nada desconocido. Una huella dactilar en el lugar inadecuado es el mejor regalo a ojos de un pacato.

Me gusta que tus astros, satélites y planetas te la 'jueguen' de vez en cuando. No temas. Es azar. Nada en lo que debamos creer.

Beso fuerte, Luna

Pi dijo...

dónde están tus palabritas? (lindas ellas)

extraño-las.

Bellaluna dijo...

Campesina: te espero, brazos abiertos, sonrisa en los labios. Sincronía. Regreso también contigo en cuanto pueda.

Beso!

Bellaluna dijo...

Cofrade lunar: la Luna no puede evitar ejercer su influencia sobre mares y océanos. Gravedad y euforia. Luna y plenitud... Pero creo más en la Luna a pie de calle, working class. Y sobrevivir.

Ayer, creo, luna llena. El Sena cambia de color de noche.

beso...

Bellaluna dijo...

MT: los placeres lo son siempre, incluida la autocomplacencia, que no lo es. De vez en cuando hay que dejar de lado la trascendencia por intrascendente y, sin insultar lo inteligente, caer en algún lugar común.

Malos momentos en París...

Besos!

Karmen dijo...

Curioso, Luna... precisamente escribí recientemente que no creo en el equilibro cósmico, la casualidad ni el "pito pito gorgorito" (aquí sin segundas lecturas, por faaa)

Lo que está claro es que, sea como sea, tienes el don(?) de la inoportunidad :)

Que tengas un día soleado, Luna. Bss.

Anónimo dijo...

Ánino, entonces. Y resista.
Usted ya me entiende...
Saludos,
MT

Robert Nalyd dijo...

Hola, Luna. En tiendo que tus vicisitudes personales no tienen que ver nada con los astros, aunque como recurso resulta simpático. Por otra parte, estoy con MT: mejor cuando te trasciendes, cuando pones más carne en el asador, aun cuando cuentes una historieta que tenga detrás un trasfondo crítico. Porque está bien que seas bastante irreverente.

Un beso cariñoso

Bellaluna dijo...

Pedro: todo perdido... no quiero ni pensar si te dedicaras a la política. Lo tendrías bien fácil. Aunque me parece que lo tuyo va por otra vertiente más pasional.

Besete, majo

Bellaluna dijo...

Pi: tengo ansiedad. Palabritas..., ya te dije que me relajo, me centro, pongo tranquilidad para poder comenzar a tejer la cobija que nos cobijará. Tengoi los pies fríos, este París casi ya bajo cero. Y tú, cálida calidez. Acopio de temperatura. Tengo celos...

Beso?

Bellaluna dijo...

¿Inoportunidad? Karmen: pregúntale a mi madre. Pero creo que en aquel caso fue más mi padre que yo, sólo consecuencia.

En cuanto a las casualidades cósmicas... un modo de hablar. La razón nos manda y nos guía.

Besazo!

Bellaluna dijo...

Bueno, Robert; deberé haceros caso a MT y a tí. Trascender... hay días que apetece trascender, otros ser frívola, otros no salir de la cama aunque estés sola (la mayoría) y el mundo siga como sigue.

Beso.

marcela dijo...

Bellaluna, no trasciendas que hace frío, estuve en París y está para: "lo más profundo es la piel".
Un abrazo

MBI dijo...

X
Esperando desde la Rue Buci
x
Tu ss equinocio

Bellaluna dijo...

Marcela: gripe. Trasciendo como por un desagüe. Fiebre. Ay, mi cabeza. No distingo ahora, piel adentro, afuera. Me sobro. Frío fuera.

Bellaluna dijo...

MBI:

;)

zombierock dijo...

No os engañeis. El mundo está al pique de irse a la mierda.

Bellaluna dijo...

Querido: si le queda un rato, hagamos algo por evitarlo. Pero si está al pique justito de marchar a la mierda, disfrutemos entre tanto y que suene la orquesta hasta que la popa desaparezca bajo el agua.

Violeta, fue una gran mujer. Referente social en Chile aún. Aunque hoy sigue medio arrumbada ahí, en la nada donde todo queda.

Beso, Zombierock. No es frivolidad postmoderna. Pensamos...

Pedro R. dijo...

Luna: soy un sentimental sin solución. Un mercenario de la melancolía. Nervio vital. Pero esto no evita que quede un rastro de escarceos y batallas, ganadas y perdidas. tengo el cuerpo lleno de cicatrices. Y el alma.

Besada y hundida. ; )

Pedro...

Infinitos Polos dijo...

Tú eres el universo, grande Luna. Estás bien alineada contigo misma y con tus palabras, y eso es lo más importante.

Un beso alineado, bella.

Bellaluna dijo...

Pedro, cariño, no se si entras en contradicción... sentimental y nervio vital.

Un beso, te quiero (tal como eres)
; )

Luna

U.B dijo...

Cuando un amor ha sido muy fuerte y muy a primera vista siempre quedan las brasas, aunque tengas 80años, como El amor en los tiempos del cólera.

Bonito post.

Bellaluna dijo...

Gracias, mi bohemia (U.B). Te seguiré leyendo. El amor, quema a los que -no quiero, no quiero- tenemos vida interior. O no... tal ven obsesionados, tal vez enajenados, tal vez viendo por los ojos de otr@ pensamos 24 horas en otr@.

Hay un rescoldo de brasas y un fuego de otras leñas.

Beso,

Luna

Olivia dijo...

ES cosa del destino Luna, las cosas suceden porque estan de suceder. Como la alineación de los planetas...nosé, supongo que es menos doloros pensar así, porque si creemos que algo depende de nosotros (que también, esta claro) o de otros, y la cagamos, y la cagan...en fin... vivir el tiempo presente, echar de menos si hay algo que echar de menos, y que nos echen de menos si así lo sienten. Sí, parece que después de todo no hubo mal final, no? y que te quiten lo bailao.

Un besito.

Bellaluna dijo...

Olivia: muy racional, yo siempre mucho, mucho. Creo en la mente. Excepto cuando me enamoro, entonces no hay razón posible. Qué locura. Estoy en un lío ahora, hermoso, hermoso...

Un beso, cariño

Luna

J dijo...

Lo hermoso de lo confuso y la belleza del error. Puta costumbre de andar enamorándose de quien no se debe. Un saludo.

Bellaluna dijo...

J: tú lo has dicho, la belleza del error, la hermosa sensación de la derrota. Una se enamora, o...

Besos

Ye. dijo...

No sé qué, pero eres como adictiva..jaja!

bisou