5 may. 2011

It´s better to burn out than to fade away (Right between the eyes, / baby, point blank)

Miles de jóvenes invaden las calles desordenadamente en la pantalla: aúllan, agitan banderas, brazos, sostienen entre las manos carteles, los automóviles cruzan la multitud con personas que gesticulan y gritan de modo exagerado con medio cuerpo fuera de las ventanillas. Se agolpan en diferentes plazas de diferentes ciudades. Celebran algo. No presto demasiada atención hasta que me fijo que las banderas que agitan son norteamericanas y no las queman. Tampoco disparan al aire -con lo que les gustan las pistolas- y el fondo del escenario es cuidado, no son edificios rijosos con tejados de uralita sino vidrio, acero y escaparates repletos. Es Washington -ante la Casa Blanca- o una multitud en Nueva York -Times Square o Zona cero-. No Cairo, Rabat o Saná. Celebran el asesinato extrajudicial -un certero disparo right between the eyes, point blank...- de un asesino. Así es la democracia. Vivo o muerto, la ley del Oeste. A tooth for a tooth and an eye for an eye. Con el patrocinio de un premio nobel de la paz.

Irina está sentada en el sofá detrás de mí. Baja el libro que lee y mira la pantalla. Me dice: es el capitalismo certificando que toma posesión de los nuevos mercados que abre en oriente y el norte de África -a través de la revolución (sic)-. Pero Ben Laden debe llevar muerto desde diciembre de 2001. No sé que nos cuentan ahora de cadáveres sepultados en el mar. Mitología de nueva planta. Obama -comandante en jefe de EE.UU.- ha completado su lírica discursiva con una ráfaga de historia épica. La máquina de los sueños. Pero... ¿qué cambia ahora que Laden esté vivo o muerto? Miro a Irina mientras habla, grave, con su acento ruso en francés. Sentada, en bragas y camiseta. Estoy en un amor fou, muy fou! Loco, loco.

Tobías es delgado, muy blanco, barba de profeta y cabello recogido con una cinta. En París, una primavera maravillosa. Cuando empezó a trabajar en el diario me fijé en él. A los días cruzamos los ojos y el deseo, hace poco menos un mes decidimos comenzar a hacer realidad y deseo. Aparentemente no brilla en él ninguna de las virtudes bíblicas asociadas a su nombre: sus dedos nudosos se enredan en mi piel y mi ropa fácilmente, su barba rojiza roza mi mejilla como el aire se enreda en mi cabello, la cercanía dulce de su aliento llega hasta mis labios con sus palabras; pero sí su deliciosa y virginal Sara, inteligente, valiente, bonita, siete veces casada, siete veces viuda en el lecho de follar. Aquí Sara es Caroline/Irina: ángel blanco y nada virginal.

La disculpa de Tobías era una fiesta de l'Université Paris-Dauphine antes de la semana de Pascua. No digo que no. Quedamos en Pont des Arts. Y allí apareció con su Sara: Caroline, es su chica. Estudia en la Dauphine. Inmediatamente pensé: este tío es un estúpido, ¿por qué viene con una tía?. Inmediatamente borré mi pensamiento y me fijé bien en Caroline hasta que llegamos al XVIe.: alta y delgada, cabello rubio recogido en trenzas, el cuello largo. Una chaqueta corta de cuero atada con cintas. Calcetines hasta las rodillas por encima de las medias. Expresión tímida -la timidez, dice Spinoza, es una emoción que uno ha de superar: ella había tomado buena nota- y un descaro en sus maneras espectacular. Bebió como beben los rusos. Enredó sus miembros con los míos y deslizó sus dedos entre mis pliegues por encima de la ropa de la que yo me quería desprender ya. Tenía la impresión de volar con la velocidad de quien quiere encontrarse con su destino.

Aquella primera noche... Al final de la primera noche estábamos en mi apartamento Tobías y su novia. Yo. Hemos bebido y fumado. Estoy confundida pero ya se que a mí me gusta su novia. Y que Tobías es un tío del curro. Y que a mí no me gustaría que me levantara la novia otra tía del curro. Pero ella es como un cielo: flor delicada de invernadero capaz de desintegrarse. Pero también una ruina: está loca y yo chalada. Es rara. Nunca sabes lo que piensa ni cómo va a reaccionar. Desbarramos toda la noche, unas horas antes nos mirábamos con urgencia secreta y ahora estábamos desnudándonos entre risas para tratar de dormir. Nos acomodamos -parece azar y no lo es- ella y yo en la cama, Tobías en el sofá. Yo ya no quiero que él me folle -es un capullo- y menos delante de ella. Y mientras él duerme, ella va a refugiar su mano entre mis muslos. Y todo fluyó.. ¿cómo decirlo? Todo fluyó con resbaladiza y silenciosa suavidad. Le susurro al oído Irina, Irina -desde el principio he entendido mal su nombre y no he dejado de llamarla así, no voy a hacerlo ahora, volada de maría y a punto de correrme en sus dedos- al tiempo que oigo la letanía de la respiración de Tobías desde el sofá. No sé por qué lo cuento ahora. Irina es rusa y al correrme me ahogué en sus ojos transparentes y grises y me refugié en sus labios -se movían como en una oración- que dejaban rodar en la almohada junto a los míos un leve tais-toi!, tais-toi!... en francés con acento ruso. Tan delicioso, tan delicioso... Mi cuerpo tembló de un lado a otro.

Por la mañana el sofá está vacío. Caroline/Irina de espaldas desnuda haciendo café. Yo vuelvo a olerme los dedos. Ella también estuvo ahí.

Un mes después es cuando -este lunes- Irina sostiene ante las noticias del televisor que deberíamos estar celebrando, en realidad, el décimo aniversario de la muerte -la segunda muerte- del autor de las imágenes más dramáticamente bellas que he visto nunca: los aviones adentrándose en el vientre de los rascacielos recortados en un cielo hermosamente azul. Tortura. Ejecución a sangre fría. Pienso en cuántos ADNs dijeron que el ejecutado no era él; mala suerte, tal vez el próximo. La prepotencia del imperio revolviéndose como el rabo de una lagartija por no querer dejar de serlo. El premio del dinamitero y la sombra de las manos del premiado manchadas de sangre y pólvora. El terrorismo derrotado con terrorismo. Mientras celebran unos la muerte y otros anuncian en venganza tormenta nuclear, retiro el libro de las manos de Irina. Le digo que tenemos poco tiempo y que debemos aprovechar antes de que un comando Seal entre por la ventana o arrecie la tormenta.

38 comentarios:

marcela dijo...

Lo sublime es el principio de lo terrible. Fue terrible pero éramos incapaces de quitar los ojos del derrumbe...Estás un poco alejada. Leí y releo, espero poder hacerlo, te contaré.
Cúidate, besos
En el corazón, reside una de las cosas básicas para vivir:amar

Bellaluna dijo...

Marcela: estoy lejos de mí

Tesa dijo...

Uff ...no sabe una cómo acertar.

F. dijo...

Yo me alegro por tu amor fou, fou... Al capullo del curro lo mandaba a cagar, por ser tan capullo de estar con irina, caroline y que ella esté con él. No sé, a veces no me gusta compartir.
Sobre cadáveres al mar, no sé de qué sirve eso... No quiero saberlo, aunque debería querer, pero me aburre ya. Soy hija del pasotismo.

Yo que tú me quedaba oliéndome los dedos, que al menos es tangible.

Besitos LUnita

F. dijo...

Viajar sin viajar....

Nuria L. Yágüez dijo...

Me encanta como escribes y lo que le hiciste al tontorrón del curro. Es mucho mas interesante Irina que él.

Bellaluna, enseñalé la azotea y ya sabes, culito al sol. ;)

Felicidades a las dos.

marcela dijo...

Bella te leo en otro lugar" es que soy indecisa" Y dices la verdad.
y vuelvo a leerte "el silencio es misterioso" y pienso "también es verdad" y me pregunto ¿por qué lo desvelas?
Un beso, encuéntrate.

gatuna dijo...

Obama está siguiendo rigurosamente los dictados de los de siempre, dime de que presumes y te diré de que careces.... si unas imágenes dramáticamente bellas, que fueron una oportunidad estupenda para hacer autocrítica, pero como dice Saramago, citando a alguien , la historia de la humanidad es un sin fin de oportunidades perdidas..

Bellaluna dijo...

Tesa: acierto, error... es un juego

F.: lo tangible, lo material, me apego a la tierra y la recorro con los dedos como si fuera un texto braille; lo hecho, siquiera el recuerdo, que es sólo un olor o una imagen. El deseo... cuando surge corro tras él. A veces me ostio, a veces alzo el vuelo. Pero ensoñar, no. Un capullo, sí.

Nuria: Irina, qué compleja y hermosa. Y si durara todo, este verano culos al sol. De momento la primavera es bella, pero no cálida. Y mi apartamento no tiene terraza.

Muac!

F. dijo...

Moneditas judías :D

La paciente nº 24 dijo...

A todo terrorismo –de un extremo o de otro- le conviene los muertos, aunque esos muertos sean aplaudidos y entendidos, socialmente correctos, qué asco fardar de los muertos, saberlos cotidianos, construirles banderas sordas financiadas por Wagner. Política de la paz ¿por la libertad de quién? En un país que se escandaliza por el sexo, es preferible, entre otras cosas, olernos, untarnos, mirarnos los dedos llenos de alas, dolor y flujo en las manos, hacer terrorismo ¿debajo de las sábanas? Como única manera de subvertir el orden constitucional y alterar gravemente la paz pública.

Te saludo.

Cooper dijo...

Levantarte por la mañana, oler el chumino de otra persona en tus dedos, saber que la noche anterior fue tuya y te mandó callar mientras te corrías, y que tus palabras hagan que hasta yo pueda olerlo y ver en tu cara cómo ese inocente gesto hace que empieces a mojar de nuevo hasta echar humo, en consonancia con la cafetera, bien merece que me reafirme en mi postura. Me parece superporno cómo escribes.

Aquí en Auckland los árboles se están quedando sin hojas. Pronto llegará el invierno y necesitaré una manta o una estufa, nada de abrazos esta vez. Perdona mi indiscreción pero, ¿te estás enamorando? El amor unidireccional duele, es como un gusano que te reconcome poco a poco la autoestima. El deseo irracional y unidireccional es una droga aún peor, crea expectativas raras veces alcanzables. El follar sin más mola, hasta que se convierte en puro sexo de supervivencia. Escribir puede doler. Igual que todo lo anterior.

Besos australes.

PD. Me pareces más interesante tú que Bin Laden. En cuanto se lo explique a mi terapeuta dará por terminadas nuestras sesiones sobre mis filias sexuales con armamento ;-)

Bellaluna dijo...

Marcela: soy indecisa y adoro el silencio como de gato de algunas personas. Yo soy silenciosa y callo y escucho y observo. Pero mi terapia es esta escritura que me alimenta una leve cuota de vanidad. Mi exhibicionismo es el de las palabras. No hay contradicción con mi vida: detecto bien la tensión sexual que causo. Porque me trastorna.

Pedro R. dijo...

Irina/Caroline y Osama. El olor de la muerte extrajudicial y el del flujo de un coño. Las ordas salvajes y sin criterio del tercer mundo y aquella otra marabunta humana alegre made in USA... y sin embargo, creo que estoy con lo que dice Irina: Bin Laden murió hace tiempo. Ahora mataron al mito.

Belén dijo...

Lo que más me gusta es que los días se pasan a las noches, que es donde se encuentran todas las Irinas del mundo :)

besicos

F. dijo...

Eres la más lista Lu, me refería a eso, lo has explicado muy bien.... jajajaaj yo te adoro...anyways!!

Pues sí, el sentimiento de culpa se extiende mucho, siempre.... Mmmmm... lo de doble moralidad, y las disputas en el cerebro son muy recurrentes, en algunas parcelas es más fácil, en el sexual...sigue habiendo una gran presión...

mira follar no lo es todo, pero es lo que más se busca, antes que el aptetico amor q ...q lo quiero pero no lo quiero

Bellaluna dijo...

Gatuna: el guión es el mismno para todos. La historia de la humanidad es un fardo muy pesado...

Paciente: y te quiero más que nunca. Subvertamos el orden mundial debajo de una sábana. Sólo se pierden las batallas que se abandonan. Tú y yo solas.

Cooper: qué lejos... pero nunca le digas la verdad a tu terapéuta. Ni sobre el amor. Falling in love? Enagenada...

Pedro R: quiero matar este mito ruso que me hace desear regresar a su coño y su boca a cada momento. Deseo que me tiene esclava sin amor. Feliz de alegría y desparrame.

Muac!

elintimistasecreto dijo...

Una de las mujeres que más huella ha dejado en mi vida fue una afgana, diputada para más señas y con velo pero sin burka. Una tía como pocas, guapa y de respeto. Fuimos amigos un tiempo demasiado corto. La mataron, acribillada a impactos de kalasnikov por esos muchachos que ponían a Ben Laden en un pedestal.
Me caen de puta madre las rubias o morenas un poco locas, y siento especial debilidad por las rusas buenas bebedoras de Putinka o Stolichnaya. Pero a lo mejor si uno se acuerda de lo que les pasa a las mujeres todos los días en ciertas partes del mundo, no lamenta tanto que haya desaparecido de forma expeditiva el sex symbol number one de los talibán, ese tal Osama.
Un besazo, locuela.

Entransicion dijo...

Hola Lu,

Ojalá yo también fuera capaz de hablar sobre sexo - / emociones de la misma manera suave y calida con que la despiertas tú,pero la verdad es que hace años que el sexo /emociones dejó de ser preocupacional / expresional en mi, y sólo suelo escribir de aquello que altera mi psiqué.Por eso es un placer leerte,porque se hace relajado y sútil leer sobre cosas tan relajadas como el amor, /sexo.

besos

Anónimo dijo...

Luna: frivolizas y luego te expones. Y expones a otros: Irina es crítica y viciosa -excesiva, desviada, demasiado apetito, apartada de lo usual... - y lo cuentas lindo y suave: tais-toi, un susurro, cállate y córrete. Me gusta todo lo que haces.

AMC

Alberto M dijo...

Terrorismo, pasión, Bellaluna.
Un apartamento, París, una buena ducha.
Los medios, Ben Laden, el imperio.
Y, bueno, mi amor por ti, imposible, lo vi en una pañuelo blanco con una motita de sangre que había adquirido ya un tono algo marrón.

Como siempre: ay.

F. dijo...

No tengo ni idea de quién es decadente aquí...yo no, tú menos..quizás alguien

jajaajajajaja

tú me entiendes..

guapa!

LU bella. mil besos

Bellaluna dijo...

Intimista: Irina es más 'buena bebedora' que rusa. En realidad le hubiera gustado ser soviética, pero nació cuando el calvo que ahora anuncia bolsos de lujo apuntilló los restos del socialismo real. Para los restos... Locuela, já! beso

Entransición: a mi me alteran la psiqué tanto follar y desbarrar como el dolor o la depresión. pero prefiero hablar si puedo de las crisis positivas, ¿no? Guapota suave ;-)

AMC: frivolizo, como tú, guarra!

Alberto: sólo tú y yo sabemos por qué es imposible nuestro amor... que los demás lo imaginen. Me tienes que contar ese camino del 'ora et labora' real o imaginario. Besazo!

F.: ¿decadentes tú o yo? El capullo ignorante del significado de la palabra. Un triste. Tú o yo... ¿Imaginas el mundo para nosotras? Lo único malo es que al poco no nos soportaríamos de lo raras que somos. Te quiero mucho. Y leete lo que te he dicho esta mañana. Besín en el morrillo.

Lu.

Alberto M dijo...

me pone infinito la imposibilidad. Otro beso, hermosa.
Me alegra volver a verte por mi sitio cantiduvi!!

Andre εїз dijo...

Que compleja historia, o entre cruze de historias.
Que linda la historia con Irina.

Crisis. dijo...

MUY BUENO... todo... de principio a fin. Me encanta la forma que tienes de contar...
millones de besos ácidos

F. dijo...

Hooola reina mora....me estoy poniendo DORADA BAJO EL SOl...

muhahahahahahahahaa

besito de lado bella!

Anónimo dijo...

¿Guarra? Tía no sabes lo q dices

Estoy en pta dl sol. Es un mogollon. Esto es una movilizacion social en contra d la clase politica, xro no contra ZP. Hay todo tipo d gente y esta bien organizado. Buen rollo, aunq tb despistados (dcha, q no se coscan). ¿Idelogía? Cero zapatero. Pero escoran a antisistema e izda. , votantes potenciales de izda q no saben a quien votar: psoe en coma e iu inexistente.

Cariño, echada d -

;-) Lu

AMC

♦PªU♦ dijo...

Hola Bella!
La cama tambien es un campo de batalla, quién se queda con quién? o también preguntenle al curro!... terrorismo hasta en el amor, se podría matar a un Bin Laden por cada corazón roto... o se podría matar un corazón por cada bala perdida
Te mando besos!!!

♦PªU♦ dijo...

Porque, que sé yo de politica? ... porque, que se yo de amor? ... pff

Anónimo dijo...

Spinoza, siempre eterno.
Saludos y enhorabuena,
MT

Alberto M dijo...

Qué tu blog, mi prefe, mi niña enorme, fuerte. guapa, malvada, bonica.

Alberto M dijo...

...poeta

F. dijo...

Lu, preciosa...cómo follasss con las niñas eh? a mí me gusta todo...aunque me gusta más que me coman a mí ajajaja

besos loca

La paciente nº 24 dijo...

¿Garabatearías circulitos, ochos y espirales para alejarme de la nada? Sería complicado eso cuando la nada es todo y a la inversa [o viceversa que no sé si es lo mismo pero es igual], aunque quédate un rato a mirarme las bragas, haré como si nada...

La paciente nº 24 dijo...

Ahm...

Bellaluna dijo...

Paciente: ummmm...

Pamplemousse dijo...

O antes de que cualquier otra cosa pase... o antes de que nos acerquemos a nosotros mismos...